lunes, 14 de mayo de 2012

El Bálsamo de Fierabrás

El bálsamo de Fierabrás es una pócima que, forma parte de las leyendas del ciclo carolingio. Aparece como tema en el cantar de gesta francés, Fierabrás (el de feroces brazos) que se fecha hacia 1170.

Según la leyenda épica, cuando el sarraceno Balán (Rey de España) y su hijo el gigante Fierabrás conquistaron Roma, robaron en dos barriles los restos del bálsamo en el que fue embalsamado el cuerpo de Jesucristo, que tenía el poder de curar las heridas a quien lo bebía.

Vencido el gigante por Oliveros (uno de los doce paladines o tambien llamados Doce pares de Francia, del ejercito de élite de Carlo Magno), y habiéndose hecho cristiano, lo devolvió a Roma.

Se trata de una piadosa leyenda medieval que los contemporáneos de Cervantes conocerían por la traducción de una versión en prosa francesa del siglo XV, "Historia del emperador Carlomagno y de los doce pares de Francia y de la cruda batalla que hubo entre Oliveros y Fierabrás" (Sevilla, 1525).

En esta versión dice Fierabrás que ganó los dos barriles del bálsamo por fuerza de armas en Jerusalén. Oliveros, mortalmente herido, bebe de él y sana por completo”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.