martes, 15 de mayo de 2012

El Mito de la Masturbación

En los mitos antiguos de Mesopotamia y Egipto, el Dios Apsu, o Atun “copulaba con su puño” para fertilizarse a sí mismo y crear la Vía Láctea, significa curiosamente camino de leche.

El pueblo griego (con excepcion de los espartanos) creìan que era un regalo del cielo ya que Hermes, le enseñaba a su hijo Pan, como masturbarse para liberarse de la tristeza que sentía cuando la ninfa Eco, no le seguìa la corriente. Pan, aprendió bien la lección y enseñó sus nuevas habilidades a los pastores humanos.

Galeno (pilar de la medicina durante mucho tiempo y en cuyo honor se llaman a los matasanos) sostenía que la retención de semen es peligrosa y causa de mala salud. Aunque Hipocrates, otro pilar medico, sostenìa que deformaba la columna.

Las mujeres atenienses compraban "olisbos" (llamados hoy, consoladores) exportados de la Ciudad de Mileto, donde nacio el filósofo Tales de Mileto, hechos de cuero acolchado o de madera y nadie las veìa mal.

Curiosamenete en Lisístrata, una obra de Aristòfanes, las mujeres planean una huelga sexual a menos que la guerra se acabe.

En los hombres era distinto, pues si te masturbabas era por ser pobre, ya que si tenias dinero, debías de contratar a una profesional.

Todo cambio cuando los romanos los conquistaron, pues si bien eran un desmadre en sus orgìas, creían que la masturbación los haría madurar muy rápido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.