viernes, 11 de mayo de 2012

La Ciudad Subterranea

Aunque hasta hoy no se haya encontrado ningún rastro de algún dominio subterráneo, las ciudadelas ctónicas de extrema antigüedad sí existen en el Cercano Oriente. Por ejemplo, debajo de las llanuras de Capadocia en el este de Turquía hay no menos de 36 ciudades subterráneas, siendo la más famosa de ellas una en Derinkuyu, la cual se estima que albergó a unos 20,000 habitantes.Esas ciudades hasta ahora exploradas penetran hacia abajo hasta un cuarto de milla.

Tienen calles, complejos sistemas de túneles, habitaciones y salas y zonas comunales. Cada una puede ser aislada del mundo exterior rodando en su lugar grandes puertas circulares, mientras que en la superficie, el único signo visible de su presencia son piedras megalíticas verticales marcando las posiciones de profundos pozos que tienen la doble función de ejes de aire para los distintos niveles.Nadie sabe quién construyó estos dominios subterráneos. Tienen al menos 4000 años de antigüedad, mientras que la evidencia tentativa sugiere que fueron construidas ya en 9000 A.C., cuando el empuje final de la última Edad de Hielo estaba a punto de llevar condiciones árticas al Oriente Medio.

Al mismo tiempo, las lluvias de fuego escupidas por los volcanes activos, y cuando la Edad de Hielo finalmente retrocedió, llegaron inundaciones comparables con el diluvio de la Biblia, lo que causó estragos en las zonas bajas. Además, los registros mitológicos persas de que los antepasados de la raza iraní habían escapado el largo invierno de nieve y hielo construyendo un var, una palabra que denota una ciudad subterránea (curiosamente, la palabra arca significa “ciudad” en la lengua persa).El recuerdo de esos mundos subterráneos también es probable que haya estado detrás de la creencia judeo-cristiana del Gehenna y Hell - el reino de fuego en el que fueron lanzados los ángeles caídos como castigo por su injerencia en los asuntos de la humanidad.
En la actualidad, se han descubierto 20 niveles subterráneos. Sólo pueden visitarse los ocho niveles superiores; los demás están parcialmente obstruidos o reservados a los arqueólogos y antropólogos que estudian Derinkuyu.

Derinkuyu tiene un túnel de casi 8 kilómetros de largo que conduce a otra ciudad subterránea de Capadocia, Kaymakli.

En los niveles recuperados se han localizado establos, comedores, una iglesia (de planta cruciforme de 20 por 9 metros, con un techo de más de tres metros de altura), cocinas (todavía ennegrecidas por el hollín de las hogueras que se encendían para cocinar), prensas para el vino y para el aceite, bodegas, tiendas de alimentación, una escuela, numerosas habitaciones e, incluso, un bar.

La ciudad se beneficiaba de la existencia de un río subterráneo; tenía pozos de agua y un magnífico sistema de ventilación (se han descubierto 52 pozos de ventilación) que asombra a los ingenieros de la actualidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.