viernes, 11 de mayo de 2012

La Raza Perdida

Los ángeles son algo que asociamos con las bellas pinturas pre-Rafaelitas, estatuas talladas acompañando la arquitectura gótica y seres sobrenaturales que intervienen en nuestras vidas en tiempos de problemas. Durante los últimos 2000 años ha sido la imagen estereotipada, fomentada por la Iglesia cristiana.

Muchas personas ven en el Pentateuco (los cinco primeros libros del Antiguo Testamento), como esta lleno de historias de ángeles que se aparecen a los patriarcas y a los profetas visionarios. Sin embargo, cuando los ángeles aparecen, la narración es, a menudo, vaga y confusa sobre qué son exactamente.

No fue sino hasta los tiempos de post-exilio, es decir, después de que los judíos regresaran de su cautiverio en Babilonia, alrededor del 450 A. C. que los ángeles se convirtieron en parte integrante de la religión judía.

Fue incluso más tarde, alrededor del 200 A.C. que comenzaron a aparecer con frecuencia en la literatura judía-religiosa. Obras como el Libro de Daniel y el apócrifo Libro de Tobías contienen relatos enigmáticos de los seres angélicos que tienen nombres propios, apariencias específicas y jerarquías establecidas.

La religión anterior a los judíos era el Zoroatrismo, transmitida por el profeta Zaratrusta; pero mas antigua aún que esta era la de los Magi, una élite sacerdotal en el noroeste de Irán. Ellos creían en una casta superior de seres míticos y deslumbrantes (literalmente) llamados Ahuras o Daevas y que eran los angeles caídos en desgracia debido a su corrupción por mesclarse con la humanidad.

En el Libro de Enoc que, principalmente, habla de la historia que hay detras de la caída de los ángeles; aunque no de todos en general, sino de los ’îrin (aquellos que vigilan o simplemente, vigilantes).

El Libro, cuenta la historia de cómo 200 ángeles rebeldes que, liderados por Shemihaza, decidieron transgredir las leyes celestiales y "descender" a los llanos y tomar esposas de entre la especie mortal. El sitio dado para este acontecimiento es la cumbre del Hermón, un lugar mítico generalmente asociado con las nevadas cumbres del monte Hermón, en la ante-cordillera del Líbano, al norte de la actual Palestina.

Después de su descenso hacia las tierras bajas, los Vigilantes disfrutan de las delicias terrenales con sus "esposas" elegidas y por medio de estas uniones, nacieron crías llamadas Nephilim, o Nefilim, una palabra hebrea que significa "aquellos que han caído", que son considerados, en traducciones al griego como Gigantes.

Ademas de aprovecharse de las mujeres terrenales, los ángeles se dedicaron a impartir sus "secretos celestiales" sólo a unos pocos elegidos (los mas listos del lugar), como Azazel y éste, a su vez, enseñó (entre otras cosas) a los demas mortales como hacer espadas, cuchillos, escudos y corazas, y les hicieron conocer los metales (de la tierra) y el arte de trabajar con ellos.

También se les instruyó sobre cómo hacer pulseras y adornos y les mostraron cómo usar "antimonio", un frágil metal blanco empleado en las artes y en la medicina.
A las mujeres enseñó el arte de "embellecerse" y el uso de "todo tipo de piedras preciosas" y "tinturas colorantes". Además de estos "crímenes", Azazel fue acusado de enseñar a las mujeres cómo disfrutar el placer sexual y entregarse a la promiscuidad (visto como una blasfemia "impía" a los ojos de los hebreos).

Otros Vigilantes fueron acusados de revelar a la especie mortal el conocimiento de las artes científicas como la astronomía, la meteorología, la geodesia y geografía, así como los cuerpos celestes.

Los Pênêmûe (otra casta de ángeles) nos enseñaron los sabores amargo y dulce, en referencia al uso de hierbas y especias en los alimentos, como tambien sobre el uso de tinta y papel.

Mucho más inquietante es Kâsdejâ, de quien se dice que enseñó " los secretos para eliminar el embrión en el útero" (el aborto)...

-¿Qué necesidad de trabajar con metales, usar escritura, embellecer el cuerpo, emplear el uso de especias y saber ahora cómo abortar un niño no nacido? Ninguna de estas habilidades son lo que uno podría esperar de los mensajeros celestiales de Dios.

Mas parece la revelación del conocimiento y la sabiduría, ser las acciones de una raza mas avanzada, transmitiendo algunos de sus secretos, a una cultura menos desarrollada que estaba aún tratando de entender los principios básicos de la vida.-

...La historia se les escapó de las manos a los ángeles, sus propios congéneres, los Nefilim, se volvieron primero contra las epecies y animales, despues contra la humanidad; a la que casi extermina. Gracias a que del cielo vinieron otra legión de ángeles a combatir, no sólo a los rebeldes, sino a toda su progenie (éste fué el fin de los Gigantes).

Excepto a su líder, Shemihaza, (que fué colgado y atado boca abajo y su alma desterrada) todos los ángeles fueron obligados a presenciar la masacre de sus propios hijos antes de ser expulsados a una especie de prisión celestial, considerada como un "abismo de fuego".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.