martes, 15 de mayo de 2012

¿Quieres ser inmortal?

120.000 euros. Es lo que cobra la Fundación Alcor por la "Vida Suspendida", en Arizona (EE.UU). Allí, hacen realidad lo que hasta hoy era ciencia ficción. Almacenados en nitrógeno, 58 cadáveres esperan su resurrección a 196° Celsius bajo cero.

¿Alguien se apunta?

Hugh Hixon señala con recogimiento religioso al brillante tanque de acero. «Mi padre está ahí abajo, a la derecha», dice. Su padre no está muerto, sólo «suspendido».

Este hombre, de 61 años, espera pacientemente a que llegue el avance científico más impresionante de todos los tiempos: la resurrección de su progenitor.

El Sr. fallecido, introducido en nitrógeno líquido desde 1981, debería resurgir como el Ave Fénix de sus cenizas, o mejor dicho, de su congelador.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.