jueves, 17 de mayo de 2012

Trasplante de Cerebros

Una operación tan espectacular como inútil.

En una carrera quirúrgica con reminiscencias de la que se disputó con el espacio de fondo, el gobierno de Estados Unidos financió el trabajo del científico Robert White, que en marzo de 1970 realizó con un mono el primer trasplante de cabeza exitoso de la historia.

La operación de separar la cabeza del mono de su cuerpo y volverlo a unir sobre un nuevo tronco requirió una complejísima operación que duró horas. Cuando el mono se despertó y vio que le habían cambiado el cuerpo, no estaba muy contento; lanzó al cirujano una mirada llena de ira e intentó morderle.

El mono sólo sobrevivió un día y medio. Falleció a causa de complicaciones de la operación. Pese a la faena que supuso para el primate, cuenta Boese que podía haber sido peor. White afirmó que desde un punto de vista técnico ¡¡habría sido más fácil colocar la cabeza del mono mirando hacia atrás!!.

El médico responsable de este experimento afirmaba que si se lograse perfeccionar la operación sería posible utilizarla para trasplantar las cabezas de tetrapléjicos en cuerpos sanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.